22 noviembre, 2012

Gobierno inútil, oposición amorfa

Nunca me voy a cansar de escribir que el primer problema de España es la falta de actividad. Tampoco me voy a cansar de presionar para que gobierno y oposición tomen las responsabilidades que les corresponden en la solución de este problema. Un país es más, o menos, según su tasa de actividad, y aquí nadie hace nada por resolver este déficit endémico que amenaza con ser permanente en nuestra sociedad.

Mi crítica, ácida, va contra todos: gobierno, oposición, sindicatos, medios de comunicación y empresarios. Mi crítica se centra en que los datos de ocupación solo son noticia cuando aparece una EPA o cuando, cada mes, salen los números del INEM sobre el paro. Nada más. Ni gobierno, ni oposición, ni sindicatos, ni CEOE, ni medios hacen nada para impulsar políticas que conduzcan a los sectores productivos a activarse y generar de empleo. Y si no lo hacen los agentes sociales y los medios, para qué coño están entonces.

Llevamos demasiado tiempo preocupados de elecciones autonómicas que no son más que un modo de enredar y revolver la mierda; demasiado tiempo con noticias económicas que sirven de estímulo a discusiones inútiles y demasiado tiempo pendientes de cualquier idea genial del gobierno y de la respuesta, no menos genial, de la oposición. Estos últimos días con los costes judiciales. Qué si son, que si no son, o que si dejan de ser no sé que estupideces. No son más que un medio recaudatorio en un país en el que, si no se saca el dinero de este modo, no hay dinero.

La riqueza de un estado depende de los ingresos por impuestos derivados de la actividad. Las empresas ganan y pagan, el paro desciende y la gente gana más y paga más impuestos. El dinero fluye y todo es un poco más hermoso que ahora. Pero, dónde están los líderes que van a impulsar este tipo de acciones.  dónde están las políticas que favorezcan algo, aunque sea poco. Por ejemplo ayudas a los autónomos para que se sitúen. Dónde está la ayuda prometida  por Rajoy en su famoso discurso en las Cortes para propulsar la actividad consultora a nivel internacional.

Dónde están los empresarios. ¿Solo el Sr. Grifols es capaz de decirle al pan pan y al vino vino? ¿Dónde está la prensa, dando caña de verdad en este asunto? ¿Dónde están los sindicatos, aparte de en las convocatorias de huelga? ¿Solo valen para eso? Por los políticos, ni pregunto... Estos están en su mundo ideal de buenos salarios y vida muelle mientras el pueblo a quién representan sufre y sufre.

1 comentario:

Luis Heras dijo...

Certero. Es fácil quejarse de lo mal que está el paro pero hacer reformas laborales y supresión del gasto público para que suba más. Ay, virgencita, sálvanos.

Sólo haré unos apuntes. Los sindicatos están de capa caída, pero nosotros les hemos dejado caer, durante mucho tiempo nadie los ha necesitado. Ahora nos quejamos de que no tenemos participación ciudadana, pero llevamos años sin pedirla. Qué cómodo ha sido el capitalismo y preocuparme sólo de mí y de lo mío. ¿Lo podemos arreglar ahora?