05 noviembre, 2012

Las 3 especies de españoles

Charles Darwin explicó, allá por 1859 en su célebre obra "El origen de las especies", que la selección natural, es decir las condiciones del medio, determinan la diferenciación de los individuos hasta el punto de que, con el paso del tiempo, pueden llegar a convertirse es especies diferentes. Dos especies se consideran diferentes cuando los descendientes híbridos son incapaces de reproducirse entre sí. Como los mulos, para que se entienda.

Hoy hemos desayunado con dos noticias interesantes: tenemos nosecuantosmil parados más en octubre y en España se acrecienta la diferencia entre las clases sociales. Todo a causa de la consabida crisis económica que se aferra a nuestros gañotes. La maldita crisis que nos dejó con el culo al aire y que demostró que los políticos encargados de llevar el timón, llevan 20 años engañándonos a todos. Veinte años de bonanza en los que en lugar de organizar un tejido productivo de futuro, parcelaron el país para que cada europeo se hiciese una casa. Idea brillante, oiga.

La decisión equivocada de los gobernantes convirtió España en un lugar idóneo para la especiación, es decir, para que de una especie única, "Homo hispanicus" (la mujer se incluye en el género homo, que no se me remonte el personal femenino), y por acción de las condiciones ambientales, se seleccionen variedades que terminen por ser incapaces de generar descendientes fértiles.

El ambiente social hará que cada día sea más difícil el acceso desde las clases inferiores a las clases acomodadas. Los pobres no podrán disfrutar de oportunidades para dejar de serlo y se mezclarán entre sí. Se fomentará la endogamia y, sus descendientes sólo se reproducirán entre ellos, acelerando de esta manera la selección natural. Lo mismo los ricos: no se mezclarán con los pobres ni con la clase media. Así las nuevas generaciones de pudientes serán más pijas, si cabe, y acabarán por tener descendientes pijérrimos que aprenderán a decir "ooseaoye" antes que "papá", o "mamá".

Luego está la clase media, que como está cómoda, se queda quieta, no vaya a ser que si se mueve le planten otro impuesto para mantener el cotarro. La inmovilidad se refiere también al movimiento de caderas necesario para reproducirse. La clase media tendrá cada día menos descendientes; su economía da para el sostenimiento de la pareja, o al lo sumo uno o dos retoños, con lo cual disminuirá su número hasta llegar a la extinción, Porque ya no habrá jubilación, claro.

Cuando esto ocurra, pobres y ricos tendrán que llegar a un acuerdo, porque, hombre, al no haber clase media, a ver quien paga impuestos para mantener los servicios, a los funcionarios y a todos los políticos (estos son una clase aparte no pertenecientes a la especie nodriza). Entonces, sin duda, intentarán reproducirse entre ellos. Pijas y pijos con una pinza en la nariz mientras fornican con pobres y "pobras". Habrá preñaciones a tutiplén. Y los representantes de ambas clases estarán muy contentos porque los descendientes serán, lógicamente, de clase media, por un principio matemático simple.

Sin embargo, pobres y ricos son ya variedades demasiado alejadas; constituyen especies diferentes y sus híbridos, la clase media, no pueden reproducirse. Son estériles. Son mulos (rico y "pobra") y burdéganos (pobre y rica). Con lo que a las clases extremas no les va a quedar otra que seguir yaciendo para mantener el número de mulos que sostengan el sistema. Qué cosa más curiosa esto de la selección natural... Pobres y ricos condenados, no a entenderse, pero si a joderse, en el sentido más literal de la palabra. Siempre dije yo que el tal Darwin era un genio.

1 comentario:

M. carlos Martin dijo...

Me parece genial esta teoría, aunque creo que como cualquier teoría puede tener otras variantes. Confiemos que la clase media sea capaz de subsistir por el bien de la humanidad. Cualquier especie en momentos puntuales tiene que replegarse, bien por alimento o por espacio (habita) pero nunca he visto que una cadena alimenticia desaparezca o este condenada .. simplemente es un altibajo en la supervivencia.

No dudo que la clase media llegara a ser una especie protegida pues el habita que tiene esta siendo degradado, aniquilado, pero confió en esos fuertes genes que impulsan a las especies a recobrar su su lugar, incluso con una mejora genética en este caso inmunologica a la fagocitación de los políticos.