14 octubre, 2013

¿Por qué los abertzales llevan flequillo?

De verdad. Sin ánimo de ofender. Es como si los sacaran de una multicopista de aquellas que utilizábamos en la clandestinidad el siglo pasado, cuando un tal Franco nos tenía la bota puesta encima del pescuezo y no nos dejaba ni movernos. Flequillo, camiseta, o sudadera, y esa actitud ante el entorno  que parece como si "el barrio viejo" fuese suyo y la gente que pasea o toma algo por allí no fueran más que mobiliario urbano.

En fin, que siempre me lo pregunté: por qué flequillo. Podían haber elegido otra cosa, pero no, eligieron el flequillo. Me lo recordó la foto del chaval este de Segi que, ayer en Pamplona, era protegido por un muro humano para impedir que lo detuvieran y lo metieran preso para cumplir la condena que le impuso un juez. El tipo parecía tan feliz hablando por el móvil sonriente con su cara alelada y, por supuesto, su flequillo. A su lado, salvo un señor de mediana edad, todos lucen flequillo marca de la casa. Para qué coño...

A ver, que quede claro. Yo no tengo nada en contra de los independentismos, nacionalismos ni localismos. Y, aunque en España lo que tenemos no se parece demasiado a una democracia, especialmente por el modo de elección de representantes, sí que es verdad que cada uno puede pensar lo que quiera y pedir lo que le venga en gana, solo que sin pistolas ni amenazas. Los abertzales cometieron el tremendo error de dar soporte a ETA y, claro, a poco que hagan se la cargan porque se legisló en función de sus desmanes.

Admito que algunas áreas de lo que hoy es España, tienen una "singularidad". Lo admito, aunque no entienda por qué. ¿Por un idioma? ¡Bah!... eso es una chorrada. Las singularidades vienen de antiguos fueros y privilegios de cuando este país estaba todavía en formación. El "movimiento vasco de liberación", como lo llamó Aznar (qué cachondo, el tío), no tiene justificación histórica alguna: pretenden un estado vasquista marxista leninista, o algo parecido.

También admito que se busque la segregación por motivos político económicos como pretende el PNV, o CiU en Cataluña. Eso, y que se adaptan a las reglas del juego de no pegarse tiros, me parece bien. No lo comparto porque, personalmente los independentismos tienden a crear fronteras y yo estoy bastante en contra de estas cosas. Pero lo que no puedo soportar es la estética del rebaño: todas esquiladas, todas con pelo. Para qué coño tendrán ese flequillo. A ver si alguien me saca de la ignorancia y me lo explica

5 comentarios:

Anónimo dijo...


No sé, igual es para imitar a los fantásticos CHICOS DEL CORO.
Saludos Luis

Alberto Sierra dijo...

Un gran amigo mío me dijo en una ocasión que los nacionalismos deberían escribirse con "Z" (nazi-onalismos). También estoy de acuerdo con esa opinión. A. Sierra.

Anónimo dijo...

Las vaskas llevamos el flekillo como nos sale de los ovarios. Y si no te gusta, no mires.

Jesús Arribas dijo...

Me parece de perlas. Pero seguiré mirando, si no te importa.

Anónimo dijo...

Ya, pero porqué?